+593 984 926 421 info@codigo.digital

En un artículo anterior, revisamos la tendencia de las marcas a asumir la gestión de redes sociales como parte de su gestión de marketing, muchas veces incluso sin antes haber construido algún tipo de presencia en la web o revisado las cifras de búsquedas relacionadas a su industria.

Pero hoy vamos a conversar sobre un fenómeno distinto – la idealización del diseño gráfico.

Cuando las marcas han empezado a trabajar en sus redes sociales, una de las primeras necesidades que perciben es la del diseño gráfico.



Las publicaciones de otras marcas se ven mejor. Quizás las primeras publicaciones que la marca realizó son fotografías tomadas con el teléfono móvil así que la forma de la imagen resulta un poco incómoda.

Es en ese punto que un dueño de marca con una operación incipiente en redes sociales puede pensar que lo que necesita es un diseñador gráfico.

Tienen la razón. Las publicaciones sí se verán mejor si contratan a un diseñador gráfico. Incluso es posible que reciban más “likes” y generen más vinculación. Todo eso es positivo.

Pero la reflexión  a la que quiero llegar es más profunda. Creo que deberías considerar que el diseño gráfico para redes sociales es una disciplina del pasado.

No estoy diciendo que el diseño gráfico sea una profesión del pasado. Para nada, porque considero que el diseño gráfico es absolutamente necesario para una serie de circunstancias, pero cuando hablamos de redes sociales es difícil que el diseñador gráfico sea el profesional que más le conviene a una marca.

Para generar interés en tu marca a través de redes sociales, tienes que especializarte en la creación de contenido en lugar del diseño gráfico. Es verdad que podría argumentarse que el tamaño de una fotografía tomada por un celular a veces puede percibirse un poco incómoda en el feed de Facebook (este problema está resuelto en Instagram al homologarse la forma de la imagen de toda publicación). Pero el factor estético pierde importancia frente a la relevancia.

Mucho más vinculante resultará aprender a contar historias a través del contenido. Escribir en un blog, saber cómo captar un segmento de video que puede interesarle a tu audiencia, transmitir el tono editorial adecuado a través de una imagen, dirigir los mensajes correctos en el momento perfecto – todas éstas son habilidades que corresponden al dominio del contenido como una acción estratégica de marketing, y no tanto al diseño gráfico.

De todas formas, si todavía quieres agregar más diseño a tus imágenes, hoy en día tienes la posibilidad de elegir un software o un servicio basado en web para lograrlo.

Pero en general, alcanzar el dominio sobre tu propia estrategia de contenido es un factor extremadamente valioso que, de hecho, difícilmente puede alcanzarse a través de una agencia o un profesional contratado para hacerlo.

Aprende a vincular a las personas con lo que está ocurriendo con tu marca. Haz lo posible para desarrollar relaciones con otros canales junto a los cuales puedas establecer presencia en tu industria. Desarrolla tu propia identidad visual a través de tu marca y otros elementos.

Quizás no necesitas contratar a alguien que haya instalado Ilustrator y Photoshop en su compu. Todavía.

Esteban Muirragui

Esteban Muirragui

Consultor en Estrategia y Marketing Digital

Psicólogo, Estratega y Especialista en Marketing Digital, graduado en la Universidad San Francisco de Quito, la Asociación Española de Psicología Conductual de Granada y el IEBS de Barcelona. Fundador de Código.Digital como una comunidad de estrategas, artistas y especialistas en comunicación.