+593 984 926 421 info@codigo.digital

Básicamente, casi ninguna. Bueno, excepto en el caso de que seas un especialista en marketing digital.

La semana pasada tuve una interesante charla con una amiga que se dedica a la odontología.

Ella está muy interesada en hacer que su negocio crezca. Se ha dado cuenta que es posible hacer buen dinero en su profesión.

Así, últimamente ha estado realizando algunas publicaciones con su cuenta de Facebook. Yo, personalmente, tuve que dejar de seguirla porque la naturaleza gráfica y visceral de lo que compartía me estaba resultando un poco incómoda.

Me sentí profundamente conmovido cuando ella se me aproximó para pedirme que le ayude a que su negocio crezca utilizando marketing digital. Me pareció que ella realmente estaba tomando una buena decisión y que efectivamente lograríamos que su negocio crezca y alcance el tipo de éxito al que ella aspira.



En los últimos 15 años, el mundo ha atravesado el inicio del uso de redes sociales y marketing digital. Esto no es algo pequeño, sino el principio de un fenómeno que de alguna manera permanecerá durante mucho tiempo.

Lo que inicialmente era una incipiente dinámica social digital, en poco tiempo ha sido absorbido por el mundo de los negocios y, hoy en día, prácticamente todas las marcas y profesionales que compiten en el mundo real están haciendo algo en redes sociales, por lo menos.

Sus negocios dependen enormemente de sus esfuerzos. Lo que un profesional vende en redes sociales respecto a sí mismo o su marca es profundamente relevante para el interés que despierta en quienes lo rodean – o sea el mercado.

Pero a veces creo que olvidamos que un profesional debe dedicarse al 100% a un solo factor que es fundamental para su éxito: ser un experto. Ese es verdaderamente el factor fundamental del éxito, en cualquier área, incluyendo el marketing digital.

Y entonces, me pregunto: ¿cómo puede cualquier profesional dedicarse a ser un auténtico experto y especialista en su rama, si anda preocupado por promoverse a través de redes sociales o cualquier otro medio?

Esa seguramente es la razón por la que sentí que mi amiga estaba siendo una buena profesional cuando me pidió ayuda para el manejo de su marketing digital. Ella prefirió contratar a un especialista en lugar de dedicarse a descifrar qué tipo de acciones, publicaciones o inversiones podrían ayudarla a construir su negocio.

Creo que parte del problema tiene que ver con el modelo de agencia de marketing del siglo XX que fue heredado por las agencias digitales en el siglo XXI.

En el siglo pasado, cuando un profesional solicitaba los servicios de una agencia, era común que la oferta que recibía incluya un sinnúmero de recursos y otros facturables que quizás parecían innecesarios.

Es fácil de entender. A muy pocas prácticas profesionales de tamaño mediano les interesa contratar a un Director de Cuenta o a un Planificador de Medios.

Por eso, el modelo de agencia de marketing funcionó tan solo para aquellas marcas que ya tenían a un gran público captado y una gran capacidad de inversión. Pero está claro que para profesionales y otras marcas más pequeñas, el acudir a una agencia no era una buena manera de hacer que sus negocios crezcan.

Quizás no tuvieron otra opción que utilizar una nueva plataforma que inicialmente además era barata y efectiva.

Pero, como había mencionado, esto solo duró por un tiempo.

Hoy en día, todos los profesionales y marcas están haciendo algo en el entorno digital y, por eso, son pocos  los que logran obtener réditos.

Estoy convencido de que en la actualidad lo mejor que un profesional de cualquier área puede hacer es concentrarse en desarrollarse en el campo específico de su dominio. Y para ayudarlos a construir su negocio, lo mejor es acceder a una solución sencilla ejecutada por profesionales del marketing digital.

Arriesgarse a competir con una inversión parcial de tiempo o atención seguramente será catastrófico.

Pero, como decía al principio, sí existen algunas habilidades en marketing digital que todos los profesionales deberían tener:

  • Humildad – para admitir que quizás no eres un experto en marketing digital y que si realmente estás interesado en utilizarlo para hacer crecer tu negocio, podría ser buena idea consultar o contratar a una persona que se dedique a ello de manera continua. Seguramente tú puedes lograr mucho manejando tu propio marketing digital, pero difícilmente será comparable con lo que un profesional dedicado puede lograr.
  • Enfoque – para acceder a la parte buena del Internet. Las redes sociales y otros recursos digitales pueden convertirse en una pérdida de tiempo si no los utilizas con el mismo enfoque con el que abordas tu carrera. Usa blogs y contenido para educarte y discutir con tus colegas, pero considera que si tu objetivo es hacer que el negocio crezca, quizás hace falta el trabajo de un profesional en marketing.
  • Estrategia – sí debes saber entender los números y la estructura del trabajo que un profesional del marketing te propone. Y mi consejo es que confíes en tu instinto y tengas la apertura para construir confianza con las personas que pueden y desean ayudarte. Pero que la confianza y el compromiso no sean ciegos. Asegúrate de entender las bases de lo que está ocurriendo y dale seguimiento a los resultados desde un punto de vista numérico. Nunca es buena idea perder dinero “construyendo” para el futuro. Que tu entendimiento te permita entender claramente de qué manera estás ganando ahora.
  • Ambición – muchos profesionales parecen estar suficientemente contentos con lo que tienen por el momento. Cuando veo una estrategia equivocada de comunicación en Internet, a veces pienso que a esos profesionales ya debe irles suficientemente bien y por eso no están interesados en incrementar, o por lo menos proteger, lo que tienen. Pero imagínate si pudieras lograr mucho más. Despídete de tu necesidad de seguridad y replantea los límites de tu práctica profesional – no tienes nada que perder y mucho por ganar.
  • Constancia – si bien debes tener un entendimiento claro de lo que estás ganando cada mes a través de tu gestión de marketing digital, recuerda que lo mejor solo les llega a los que perseveran. Considera tu inversión en marketing como algo parecido a tu pago del seguro. Cada mes que lo dejes pasar, te estás arriesgando a que los demás te tomen ventaja o a que se construya una percepción equivocada respecto a ti y tu negocio. Es mejor tomar control del tema de la manera más profesional posible y entenderlo como una parte importante de lo que estás construyendo en la vida.

La idea de encontrar maneras de ayudar a aquellas personas que mantienen prácticas profesionales a través de marketing digital ha sido uno de los retos más importantes de mi vida profesional.

Es una pregunta que siempre me hice, desde mi tiempo en agencias.

Y a través de las ideas planteadas en este artículo, de verdad creo que lo estoy haciendo.

Esteban Muirragui

Esteban Muirragui

Consultor en Estrategia y Marketing Digital

Psicólogo, Estratega y Especialista en Marketing Digital, graduado en la Universidad San Francisco de Quito, la Asociación Española de Psicología Conductual de Granada y el IEBS de Barcelona. Fundador de Código.Digital como una comunidad de estrategas, artistas y especialistas en comunicación.